Escuela de Magia y Alquimia

La Escuela de Magia y Alquimia «Tierras de Lemuria» ofrece diferentes actividades centradas en el método terapéutico de la Lic. María Fernanda Vera García, que es evolución e integración de distintos sistemas y métodos, con base fundamental en la Alquimia, la Astrología, los Cristales, la Memoria Celular, y el Qi Gong, integrando también técnicas de  Meditación, Hipnosis, Sanación Energética y de Medicina Tradicional China, entre otras.

La cueva de Cristal

Carrera de formación en Alquimia Terapéutica

Abierta la Inscripción 2020

El objetivo es el desarrollo de la Alquimia Personal para luego poder aplicarla en […]

Carrera de Alquimia Terapeutica «La Cueva de Cristal»

La Escuela de Magia y Alquimia «Tierras de Lemuria» ofrece diferentes actividades centradas en […]

Cursos

Alquimia Terapéutica Nivel 1 y 2

La Alquimia Terapéutica   tiene como objetivo principal el desarrollo de La  Alquimia Personal,  la […]

Sanación con los cristales

¿Cómo sanan los cristales?

Sanación Energética

Entramos en contacto con todos nuestros cuerpos, partiendo desde el cuerpo físico, hacia los […]

Talleres y Seminarios

Cristales de Gran Tamaño y poder

Taller para experimentar:
Incremento en el Sistema de Luz

5ta dimensión

Abrimos un Espacio-Tiempo Sagrado, para descubrir y reconocer la complejidad de las necesidades del […]

Meditación Espiritual

Nos exponemos a la Sanación de las Esencias Alquímicas y de los Sonidos Cristalinos. […]

Más Allá de los 6 Acuerdos

Navegando los 4 Cuerpos y Elementos que conforman nuestro sistema energético más básico; diluimos […]

Carrera de Formación en Alquimia Terapéutica “La Cueva de Cristal”

Consagro a la Divinidad, que cuida los senderos de todos; mi sendero. En Su Gracia reposo; y reconozco con dulzura en mi mente, las continuas protecciones del Cielo. Mi alma titila, respirando los perfumes que Tu Amor ha puesto en las experiencias y me entrego a ellas, ofreciendo mi disponibilidad espiritual para ser todo lo que tienes planeado para mí, inasible a mi pensamiento, y que sin embargo, rebalsa de amor mi mente y mi corazón.